5 consejos para programar el termostato de ambiente.

confort casa

El termostato de ambiente es nuestro interface de comunicación con la calefacción de nuestra casa. Poco a poco el termostato va a ir asumiendo nuevas funciones como está demostrando la compañía nest en USA.

Esta compañía tiene como prioridad lograr el mayor confort posible en nuestra vivienda. Quiere conocernos tanto que automáticamente sepa que es lo que queremos. Pero este no es el aparato que casi todos tenemos.

Muchos contamos con un simple termostato de ambiente.

Lo primero que tenemos que distinguir es si contamos con radiadores o con suelo radiante. Los radiadores se calientan rápido así que no merece tenerlos calientes si no estamos en casa.

1. Calefacción encendida solo si alguien la puede disfrutar. 

Muchos creen que apagar la calefacción puede suponer un gasto mayor que dejarla encendida. ¿Usted deja el horno encendido de un día para otro? ¿Deja el coche encendido en el garaje? Si, son cosas distintas, hay que tener en cuenta que una vivienda tiene mayor inercia térmica, pero si usted se va de casa a las 8 de la mañana y vuelve a la tarde, no encienda la calefacción.

2. Piense la temperatura que hará fuera. 

Cuando se programa la calefacción hay que tener en cuenta la temperatura que hará fuera. Si usted vuelve a comer a casa, en esas horas no suele hacer tanto frío en el exterior y usted es probable que esté moviéndose mientras prepara cosas en la cocina. ¿Le hace falta calefacción en ese momento?

trabajando en la oficina

3. No solo la temperatura cuenta.

Marcamos 21 ºC en nuestro termostato, la calefacción funciona hasta el momento en que esa temperatura se alcanza, pero usted sigue teniendo esa sensación de frío incómodo. En Galicia tenemos una gran cantidad de humedad en el ambiente, somos un pueblo volcado al mar. La humedad es también muy importante para definir el confort, así que si le pasa eso. Encienda la calefacción a voluntad hasta que el calor seque el ambiente.

4. Varíe la programación a lo largo de la temporada. 

Puede ahorrarle algo de dinero. Durante el invierno más crudo puede necesitar el servicio de calefacción a partir de las 6 de la tarde. La noche es larga, el tiempo es desapacible y no solemos tener una gran actividad exterior. Sin embargo, en marzo o en abril, el día ha crecido en su duración, podemos tener algo de actividad hasta horas más tardías. En ese momento la calefacción puede hacernos falta a partir de las 8 o 9.

5. Conozca bien las funciones de su termostato.

Me gustan los aparatos sencillos. Sin demasiadas funciones. El termostato es algo que usamos hasta abril y luego tardamos 4 o 5 meses en volver a necesitar. Si su programación es complicada o lenta, no nos vamos a acordar. Es mejor tener un aparato sencillo, fácil de programar. Si en un determinado momento queremos calor, un botón. Si queremos irnos de fin de semana, un botón.

Deje que le asesoren los buenos profesionales. En muchas ocasiones el más caro no es el mejor para usted.

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s