3 Conceptos que influyen en su confort térmico

Me encanta explicar este tipo de cosas, siempre que lo hago veo la cara de asombro de las personas que me rodean. Se dan cuenta de que existe un concepto científico que explica eso que sienten, que no es magia, o percepción extra-sensorial.

Tres distintos conceptos explican que nos encontremos a gusto o no en una determinada estancia. Científicamente se usan diversos medios estadísticos, como el porcentaje de personas satisfechas (PPS) para determinar en que zona se deben mover estos parámetros para conseguir el confort térmico.

nieve en el exterior conceptos confort termico

1. Temperatura.

Todos pensamos en esto cuando hace frío o calor. ¿Que temperatura hace? No hace falta explicar más, pero hay que indicar que la temperatura no es lo único que importa, ni mucho menos. La temperatura óptima para el ser humano puede rondar entre los 21-25 ºC dependiendo de la época del año. 21-23 en invierno. 23-26 en verano. Te imaginas un día de verano de los buenos, de esos que rondan los 35-40 ºC…si ese día entras en un local climatizado que está a 24 ºC te da la impresión de estar en el polo norte. Por eso la temperatura no es lo único.

conceptos confort termico catarata

2. Humedad relativa.

Los que vivimos cerca de un río o el mar lo sabemos perfectamente. Podemos tener una temperatura adecuada y aún así tener frío. Esa sensación que tenemos los gallegos cuando vamos a otras zonas que tienen temperaturas más bajas, te abrigas y ya está. Siempre pensamos, el frío aquí …. es distinto. Si, es distinto, Galicia tiene una humedad relativa muy elevada. Se estima que la humedad adecuada para obtener confort es entre 40-60%.

conceptos confort termico

3. Temperatura radiante media.

Este es muy desconocido, pero me parece que te vas a dar cuenta enseguida. La temperatura radiante media de una habitación sería la que tienen las paredes que te rodean cuando estas en ella. Se puede estar en un local a una temperatura perfecta, humedad perfecta y sin embargo uno nota “algo” frío. La sensación contraria es la luz del sol. A veces el sol no da mucha luz, sin embargo notamos su calor, es calor radiante.

Se nota mucho la temperatura radiante media si tenemos por ejemplo en el salón una pared completamente acristalada (más si el cristal no aísla adecuadamente). Lo ideal en ese caso sería poner un foco caliente, algo que de calor delante de esa zona fría.

Anuncios

4 comentarios

  1. Esto esta bien explicarlo, pues hay clientes que valoran su instalación en función de que todos los radiadores estén muy calientes, o todas las baldosas estén calientes en el suelo radiante. 🔆

  2. Si, quizá es porque es la única manera de valorar la instalación de una forma “rápida”. El confort térmico y de calidad de aire en realidad no se deben notar. Si se sienten los pies excesivamente calientes, o muy caliente un radiador cuando no hace falta, indica que existe un problema de diseño y además influyen en el consumo energético.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s