3 sitios donde no se pueden instalar depósitos de propano.

El gas propano es uno de los mejores combustibles. Si necesitas calefacción, agua caliente sanitaria o tienes una cocina industrial, no lo dudes, es tu mejor elección. Los restaurantes, campings, hoteles y resto del sector de la hostelería no están equivocados cuando seleccionan Cepsa como su proveedor de gas combustible. Una empresa seria con un producto lleno de alta tecnología que solo puede dar satisfacciones a sus usuarios.

celtsener mini 1000 deposito propano pontevedra vigo cepsaNosotros somos Cepsa, formamos parte de esta gran empresa, una de la más importantes multinacionales de España, algo que no se logra con mentiras. Nuestro producto estrella es el gas, pero también tenemos muchos otros servicios orientados a satisfacer al máximo a nuestros clientes. Personas exigentes que saben lo que quieren, que no se dejan engañar con productos o servicios mediocres o de calidad dudosa. El propano desde su producción hasta su consumo, en los quemadores de una cocina o una caldera, sigue una perfecta secuencia de acciones que lo disponen en las mejores condiciones posibles.

Nuestro producto principal, el gas, se almacena en tu casa en depósitos. Elementos que cuidamos con esmero y mantenemos, de acuerdo con todas las reglas de seguridad necesarias, para que siempre estén en las mejores condiciones. Si estás pensando en cambiarlo de sitio en tu finca, o bien realizar un cambio de combustible, porque te has cansado del mal olor de gasóleo o del trabajo que generan los pellets y la biomasa; tienes que saber que no se puede colocar en cualquier sitio que se te ocurra. Existen unos reglamentos que nosotros seguimos a rajatabla y que están pensados para evitar cualquier atisbo de peligro. Estoy seguro que te costará mucho recordar cualquier tipo de incidente que ocurriera en un país desarrollado, con un depósito de combustible. Los niveles de seguridad son elevados, no puedo afirmar que es imposible que ocurra nada nunca con un depósito de gas, los accidentes ocurren, pero siguiendo las normas es prácticamente imposible.

 

1. No puedes instalar un depósito de gas dentro de un cuarto o local, o debajo de un tejadillo.

El gas dentro del depósito está muy seguro. Tendrías que darle un golpe muy fuerte al depósito para que se rajara o se abriera, con un coche o una excavadora. Mientra el gas no salga del depósito no hay peligro. Para que se produzca una explosión, o una llama hace falta algo más que gas. Hace falta aire. Por eso el peligro está en el gas que se pueda escapar de un depósito. Algo difícil, pero si ocurriera no queremos que se quede almacenado en una habitación cerrada, o en un garaje, o en cualquier local.

El propano es un gas más pesado que el aire. Esto quiere decir que en caso de un escape, se quedaría pegado al suelo. Si esto ocurre, lo que queremos es que el viento lo mueva rápido y lo mezcle lo más velozmente posible con el aire, hasta que esa mezcla deje de ser peligrosa. Por eso no se puede poner un depósito dentro de un local.

Además los depósitos cuentan con válvulas situadas en la parte superior, si un golpe fortuito desplazara una de esas válvulas, el gas saldría a presión y con rapidez hacia arriba, un tejadillo frenaría dicha salida, poniendo en peligro a las personas o a los bienes.

 

2. No puedes ponerlo encima de un forjado o una terraza que no tenga la capacidad resistente adecuada.

Esta es muy habitual, no se tiene en cuenta el peso del depósito ni de lo que tiene dentro. Muchos clientes creen que se puede poner encima de sus casas si cuentan con una terraza. Lo cierto es que incluso al depósito más pequeño que tenemos, el mini1000, puede ser necesario hacerle lo que se llama una prueba hidrostática.

El fabricante del depósito se asegura que no tiene ningún tipo de fallo ni defecto, ni incluso un pequeño poro que permita la salida de gas. Desde la fábrica hasta que el depósito se instala en tu finca puede haber una distancia considerable, no se sabe lo que puede pasar o haber pasado. Así que puede ser necesario realizar una prueba para asegurarse que el gas no podrá salir del depósito.

La prueba hidrostática consiste en llenar el depósito de agua y mantenerlo lleno un buen rato para comprobar que el agua no se escapa. Un depósito de 1000 L pesa lleno de agua 1000 kg. Los mini1000 necesitan aproximadamente una superficie de 1 m2. Así que el forjado tiene que ser de alta resistencia. Uno normal puede rondar 200 kg/m2 de resistencia.

Lo mejor es instalar el depósito sobre el suelo, se hace una pequeña cimentación de 1 m2 y de este modo garantizamos tanto la resistencia del terreno, como la estabilidad del depósito.

 

3. No puedes ponerlo pegadito, pegadito al vecino.

La verdad es que los depósitos más pequeños casi si puedes ponerlos pegados, pero lo que quiero decir es que hay que tener en cuenta unas determinadas distancias. En la mayoría de los casos, la más limitante puede ser la distancia que hay que mantener desde los depósitos hasta las vías de comunicación o los límites de propiedad. Nunca es un problema, pero hay que tenerlo en cuenta. Antes de tomar cualquier medida de reforma de tu terreno deja que te asesoremos. Te ayudamos explicándote como tienen que ser las cimentaciones, o las zapatas si es un depósito un poquito más grande, el sitio que más te conviene para que moleste lo menos posible y la mejor manera de llevar el gas desde ese depósito hasta donde haga falta consumirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s