Mi calentador se ha estropeado.

Llama fuego

Aquí en celtsener tenemos una oferta de calentadores a gas que creemos que cubre todas las posibilidades de nuestros clientes. Hemos hecho la oferta pensando en usuarios que necesitan realizar el cambio de calentador por malfuncionamiento, por que se estropea.

Llama piloto.

Actualmente todos los calentadores a gas con llama piloto cuentan con un sistema, llamado termopar, que se asegura de que existe llama antes de dejar pasar el gas para que se encienda todo el quemador y se puede ofrecer toda la potencia del calentador.

Se llama termopar porque es una pequeña plaquita metálica formado por dos (un par) de materiales que se dilatan de distinta forma con el calor. Si están calientes dejan pasar el gas. Por eso cuando encendemos la llama hay que esperar unos segundos hasta que se aguanta. Ese tiempo es el que permite al par de metales dilatarse.

El termopar es una de las razones habituales de fallo de un calentador. Hay que cambiarlo.

Mantenimiento bianual.

Muchos de los calentadores fallan porque desde el momento que se compran hasta el día que se estropean ningún profesional les realiza un mantenimiento adecuado. Quizá en los modelos más económicos pueda ser un despropósito el mantenimiento desde un punto de vista económico, pero en los modelos más avanzados comienza a cobrar mucho sentido.

Aquí en celtsener recomendamos una revisión de mantenimiento cada dos años. Una buena limpieza e inspección puede alargar sensiblemente la vida de nuestro calentador.

Aumento de CO por defecto de evacuación de humos.

La evacuación de los productos de la combustión, las chimeneas, son las más grandes olvidadas de las instalaciones de gas. Y son por ello las que más problemas de seguridad generan.

La combustión del gas, tanto natural como propano genera agua, H2O y dióxido de carbono, CO2. El agua en forma de vapor no genera ningún tipo de peligro pero el CO2 si. Creo que todos estamos ya bastante informados de lo que el CO2 hace en nuestra atmósfera.

Cuando la salida de humos no se hace fácilmente, sin que le cueste al equipo aparecen los problemas de combustión. La famosa llama azul de los equipos de gas. Todas las llamas de gas que se estén realizando adecuadamente tienen que ser completamente azules. Si aparecen otros colores, amarillo o rojo, es que algo del gas se esta quemando mal.

Se llaman técnicamente inquemados, porque se van por la chimenea sin haberse producido la combustión completamente. Por supuesto que es un gasto de dinero, pagar por el gas y luego echarlo por la chimenea sin quemar no parece muy inteligente. Pero además es un peligro para la salud, puesto que a lo mejor el gas no llega a convertirse en CO2 y se queda solo en CO (falta de combustión).

El CO es muy peligroso, sin color y sin olor desplaza el aire y asfixia a los durmientes no pocas veces a lo largo del año en España. Parte de las labores de mantenimiento de un instalador habilitado es revisar toda la instalación.

Quemadores e intercambiadores de calor limpios para que trabajen en su punto de rendimiento óptimo. Reguladores y accesorios de gas trabajando adecuadamente, evacuación de los productos de la combustión, rejillas de ventilación de gas, configuración de los locales donde están los aparatos a gas son algunos de los detalles que los instaladores tienen que realizar en sus visitas de mantenimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s