Retirar un depósito de propano. ¿Cómo se hace?

Instalar un depósito de propano CEPSA

Las grandes compañías, como CEPSA, tienen que ser ejemplo de gestión, de funcionamiento y muchas otras cosas más. La igualdad laboral de hombres y mujeres, la adaptación de los puestos de trabajo para las personas con discapacidad y el cuidado del medio ambiente son aspectos que se han tenido que incorporar cada vez más en la gestión de una empresa como la nuestra. Máxime si tu producto de trabajo son los hidrocarburos. Los planes de ahorro y eficiencia energética y la gestión de la demanda de energía deben formar parte del día a día. El reciclaje, la re-utilización y la reducción de consumo tienen que ser uno de los principios rectores.

¿Qué pasa cuando ya no me hace falta el depósito o me quiero cambiar de compañía?

Quizá no estemos disfrutando del servicio esperado, quizá hayamos recibido una mejor oferta económica de CEPSA y queremos cambiarnos de compañía. Por cualquiera de esos motivos va a ser necesario cambiar el depósito de combustible gaseoso. En la mayoría de los casos los depósitos instalados son propiedad de las compañías suministradoras.

Por supuesto que cuando una empresa como la nuestra está interesada hará todo lo posible por satisfacer a sus clientes. Si tu quieres cambiar a CEPSA nosotros vamos a poner todo nuestro empeño e interés en facilitarlo. Así que retiraremos el depósito viejo y te colocaremos uno nuevo y flamante CEPSA.

Retirar un depósito de propano CEPSA

Los depósitos contienen, aún cuando están casi-vacíos, gas propano. Un combustible gaseoso conocido por su inflamabilidad. Así que antes de ser retirado debemos asegurarnos de que no queda nada de gas en su interior. A dicho proceso se le conoce como inertización.

Quitamos el gas, habitualmente lo quemamos en el mismo sitio, y mediante el llenado del depósito de nitrógeno, un gas inerte, nos aseguramos de que no constituye ya ningún peligro.

Si el depósito es de otra compañía, les llamamos y ellos tienen que encargarse de recogerlo. Si es nuestro lo hacemos, lo recogemos y lo preparamos para volver a ser usado. Un depósito es básicamente una tubería de acero con dos tapas. Si ha sido bien mantenido su estado debe ser correcto. Así que se hace una prueba de comprobación de espesores, se le instalan nuevas válvulas y está listo para ir a otra parcela.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s