Libre e independiente de todo el mundo con un depósito de gas propano de CEPSA.

Libre e independiente

Cuando una persona adquiere un bien, por ejemplo una casa, quiere disfrutar de ella en plenitud. No quiere que nadie le diga lo que tiene que hacer. Toma todas las decisiones que sean necesarias para asegurarse de que el confort sea máximo. Y es que no hay otro sitio en el mundo donde pasemos más tiempo que en nuestra propia casa.

Personalmente me fastidia mucho cuando antes de las vacaciones o de los puentes me suben el precio de la gasolina. De repente y sin esperarlo (bueno, ya todos conocemos este sablazo) nos encontramos con unos euros menos en el bolsillo.

El otro día estudiábamos la variación de los precios de propano durante el periodo invernal del año pasado (2.015-2.016). En noviembre pasado hubo un periodo de precios bajos de propano asombroso. Cualquiera de nuestros clientes que lo aprovechó para rellenar su depósito, se benefició de un descuento considerable. Desde entonces el precio del propano no ha hecho más que bajar.

De todos modos, a mi lo que más me gusta es la capacidad de elegir lo que mejor me venga en cada momento. Con el suministro eléctrico, por ejemplo, alguien tiene que introducir energía por la otra punta del cable cada vez que enciendo una luz. Con un depósito de propano no me hace falta nadie más.

Puede venir el temporal que quieras. A mal tiempo buena cara. Me quedo en mi casa bien a gusto y caliente esperando que pase la tormenta. Incluso la normativa lo tiene claro y hasta hace poco exigía que al instalar un depósito de propano se asegurara que la autonomía fuera superior a 15 días.

Nadie es más libre energéticamente en España que una persona que cuente con un depósito de propano. La guinda que culminaría el pastel sería que tuviéramos la misma posibilidad, que tienen los alemanes por ejemplo, de producir electricidad para nuestra casa con propano y vender los excedentes a la red.

Dicho sistema se llama microcogeneración. No es nada raro, en Alemania miles de viviendas unifamiliares cuentan con ella, en España la norma se ha hecho especialmente liosa para que las personas no tengan esa posibilidad. En España muchas veces las normas favorecen a las grandes compañías.

La microcogeneración es un sistema en el que un motor de propano produce electricidad y se aprovecha el calor residual para calentar el agua de calefacción. El único problema que tiene es que a veces nos sobra electricidad. En Alemania las compañías están obligadas a comprar esos sobrantes, en España también, pero para conseguir que te compren la electricidad necesitas completar una tramitación administrativa especialmente compleja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s