3 Razones para instalar una caldera o calentador de gas de más potencia.

coches-viejos

1- La tecnología lo ha hecho posible, fácil y económico.

Un citroen C4 que se venda hoy en día con un motor de 1.600 cm3 de gasolina tiene una potencia de 120 CV o 140/150 según el tipo de alimentación. Un citroen ZX, un coche que dejó de venderse en el año 1.997, para ser sustituido por el Xsara, al que luego sustituyó el C4, tenía 88 CV, con un motor de la misma cilindrada.

Resumiendo: Un motor con las mismas características de partida, ha aumentado su potencia un 35% en 20 años.

Un calentador de A.C.S. (agua caliente sanitaria) de 11 L/min como el que yo tenía en mi casa de pequeño, tiene una potencia de 19 kW. Un calentador de 14 litros por minuto sube hasta los 24 kW.

Si se sigue la lógica de los automóviles, lo más habitual en este momento sería instalar equipos en los que al menos su potencia aumente un 35%. Eso significa 26 kW o 32 kW.

2- Los fabricantes e instaladores solo saben vender a precios low cost.

A nadie le gusta que lo engañen con el dinero. No quiero que me cobren más por el mismo servicio o producto. Sin embargo la falta de capacidad comercial de los fabricantes les ha hecho posicionarse a todos por la parte baja del mercado. En el último periodo han salido al mercado calderas buscando competir en precio. Con prestaciones ligeramente inferiores, o incluso ampliamente inferiores. Marcas de renombre, que después de ganarse su buen nombre durante décadas, no tienen una idea mejor que tirar el precio.

Como los usuarios no entienden complejos conceptos técnicos energéticos, al menos vamos a ofrecerle el más barato.

Esto no significa que: más caro es mejor, no, claro que no. Como agente en este sector no busco clientes idiotas. Busco clientes satisfechos.

3- La potencia en una caldera te permite mejor servicio, sin penalizar consumo.

Los equipos y productos cuentan con unas características. Han sido diseñados para cubrir una necesidad dentro de un determinado rango. Si compras un autobús, para llevar a tu equipo de fútbol, pero luego lo usas para ir a trabajar, solo tu, cada día, es lógico pensar que tu consumo de combustible será muy alto. Más de lo que podría ser si utilizaras el coche adecuado.

Esto pasa con todos los productos, tienen unas condiciones de diseño. Un punto donde trabajan a la perfección, con máxima eficiencia y mínimo consumo. Por supuesto los calentadores y calderas de gas también cumplen esta regla.

Sin embargo la tecnología ha venido a mejorar esto de una manera totalmente asombrosa. Hace 20 años una caldera de 50 kW solo tenía capacidad para ofrecer dos potencias. O cero o todo, se le llamaba la regulación todo-nada. En el reglamento de calefacción del año 1.998 se exigía que las calderas de más de 70 kW, tuvieran al menos una marcha más, nada-mitad-todo.

Una porquería. Si tienes una casa de 150 m2, por ejemplo, con una caldera de gasóleo de cierta edad, tienes eso que acabo de describir. Tu caldera da toda la potencia que tiene o está apagada.

Las nuevas calderas o calentadores de gas no funcionan así. Lo mínimo que casi cualquier producto de gas tiene ahora en el mercado son siete marchas. Que no hace falta toda la potencia, pues trabaja con la justa y necesaria.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s