Cómo evitar explosiones de gas.

Reja

Siempre que hay  una explosión debida a gas, el tratamiento de la noticia de los diarios y resto de medios es extenso. Acumulaciones grandes de gas ocasionan importantes deflagraciones que suponen, en las peores ocasiones, vidas humanas. Como mínimo, costes importantes en los bienes.

Igual pasa con los incendios, los noticieros recogen siempre que una nave industrial desaparece consumida por las llamas. Las estadísticas dicen que la mayoría de los incendios son debidos a la instalación eléctrica, cortocircuitos que van a más. La larga tradición de uso de electricidad ha conseguido que se pierda el respeto a esa instalación, algo que no sucede con los gases combustibles; siguen dando miedo.

Las tuberías son la parte más segura de las instalaciones de gas.

Bien desde una canalización en la calle, o bien desde un depósito, el gas llegará a los aparatos de consumo a través de tuberías. La reglamentación exige que los tubos sean visibles en todo su recorrido. En ningún caso se pueden empotrar. Para pasar por un falso techo, o cualquier otro hueco accesible, la conducción debe ser doble (envainada).

Un buen instalador debe realizar las uniones, instalar las válvulas, los accesorios y los aparatos.

Un tubo recién comprado de cobre no pierde jamás. Los problemas de fugas solo pueden presentarse donde se han realizado uniones. Cada curva, cada codo, cada té que hay que instalar. Los accesorios de sujeción, regulación o seguridad obligan a interrumpir la continuidad del tubo. Es obligatorio que un instalador realice pruebas de estanquidad y de seguridad, al final del trabajo.

El sistema de seguridad número uno de las instalaciones de gas son las rejillas de ventilación.

Cumplen dos funciones: la primera es permitir la entrada de aire (oxígeno) que siempre es necesario para que se realice una combustión. La segunda, la que menos se conoce, es para mi la más importante: en caso de fuga hay que dejar un agujero para que el gas se escape solo.

Por eso he situado ese vídeo corto sobre estas palabras. Lo que sucede es que un gas más pesado que el aire se coloca y ocupa toda la parte inferior de la pecera. En este experimento es un gas seis veces más pesado que el aire, el propano es solo dos veces más pesado, pero el vídeo es igualmente válido.

Si no cuentas con rejilla de ventilación, podría pasar que tu vivienda o local se llene de gas mientras tu no estas. El gas propano ocupará toda la parte inferior, desalojando el aire. Si es gas natural, menos pesado que el aire, si situará en el techo. Ante la presencia de una llama la deflagración será inevitable.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s