Descentralización de una instalación de calefacción comunitaria. Normativa y legislación

Descentralizacion calefaccion comunitaria Vigo

Quiero dedicar esta entrada a todas las cosas que nos puede decir una empresa instaladora si le planteamos que queremos cambiar nuestra instalación de calefacción centralizada por una descentralizada de calderas murales de gas.

1- Potencia de agua caliente sanitaria (A.C.S.).

En Galicia contamos con una instrucción normativa, que dice que una vivienda que tenga una ducha debe tener una potencia mínima en la caldera de agua caliente sanitaria de 26-27 kW y si cuenta con bañera un mínimo de 35 kW. Eso no depende de si yo tengo una bañera pero solo me ducho. Si existe al menos una bañera en la vivienda, la potencia en ACS debe ser 35 kW o más. Debes pensar que el uso que tu le das a un aparato no importa. No puedes poner un motor de baja potencia en el ascensor de tu edificio, porque tu siempre subes solo. La normativa está ahí para cumplir y tiene su lógica, puedes estar de acuerdo o no, puede parecerte una obligación monetaria, pero debes sopesar si incumples la ley. En general, la normativa técnica está preparada por ingenieros, así que no suelen pensar en términos políticos, ni económicos, cuando se redacta.

2- Captación de energía solar térmica.

Dice la normativa que hay que poner energía solar térmica. Lo cierto es que lo que no puede exigir la normativa son milagros, así que lo más habitual es que sea extremadamente difícil instalar una instalación de captación de energía solar en un edificio existente. No cuenta con los huecos para pasar las tuberías. Si existen, son de muy difícil acceso.

No suele ser necesario instalar captación de energía solar, pero si muy recomendable. Aunque bien es cierto que las instalaciones de energía solar son casi siempre comunitarias, algo de lo que estamos huyendo.

3- Salida de humos.

No es lo mismo que el edificio cuente con una o dos chimeneas de las calderas centralizadas que un racimo de tubos saliendo a la fachada. De cualquier modo debe estudiarse con un mínimo de detenimiento.

Sección aparte debe hacerse si la salida de humos es a un patio de luces. La normativa de gas se convierte en la más exigente y nos pide al menos medio metro cuadrado por cada caldera cuya chimenea de a ese patio.

4- Proyecto y dar el alta.

Todas las instalaciones de calefacción deben estar dadas de alta ante la administración competente. Si la potencia es superior a 70 kW (más de 3 calderas murales) debe realizarse un proyecto por un ingeniero o arquitecto. No es que quieran sacarte los cuartos. La administración exige un ingeniero para que vigile al instalador. De ese modo el instalador se cuidará de cumplir la normativa, por las posibles multas que le pudieran caer, y el ingeniero igual. Cuando las instalaciones son complejas la administración obliga a que más técnicos vigilen cómo se hacen las cosas, como si durante una operación atendieran dos médicos.

Ahora bien, muchas instalaciones antiguas no están dadas de alta, en su momento, para ahorrarse cuatro duros, el promotor no hizo el proyecto, y esa instalación no consta en la Delegación de Industria correspondiente. Si es así, esa instalación debe registrarse como nueva, y debe cumplir la normativa actual, lo que puede exigir cambios importantes.

Mi recomendación es que te asesores con profesionales con soltura en estas lides, y por supuesto pidas varias opiniones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s