¿Cómo aprovechar al máximo el gas butano y propano de las bombonas (botellas) y depósitos?

Internet se ha convertido en el medio de obtener todas las respuestas posibles de cualquier pregunta. Leía el otro día en facebook, como unos usuarios le explicaban a otros cómo aprovechar al máximo las bombonas de butano y propano.

Explicar científicamente no sirve de nada en esos casos. Muchos hacen sus propias pruebas y obtienen los resultados que quieren ver. Como pequeños científicos se montan sus propios experimentos. Idealizan y generalizan los resultados y se quedan contentos, aún sin saber qué es lo que está pasando realmente.

En cualquier depósito de gas combustible pasa lo siguiente:

El butano y propano está en forma de líquido. El gas combustible en forma de líquido no sirve para quemar y no debe circular por las tuberías. Todo sólido y/o líquido tiene una tendencia natural a evaporarse. La característica física que lo determina se llama presión de vapor. Así que dentro de todos los depósitos de gas existe una zona de líquido (abajo) y un poco de gas (arriba).

Cuando nosotros encendemos un fuego en la cocina, sacamos el gas que existe dentro de la bombona o depósito. Por eso las válvulas siempre están en la parte de arriba. La cantidad de gas que se produce depende del tamaño de la superficie de líquido y de la temperatura que rodea a la bombona/depósito.

Tumbar la bombona es un buen método para aprovechar al máximo el gas.

Como decía hace un momento, la cantidad de gas que produce el líquido depende de la superficie del líquido. Una botella en vertical tiene menor superficie (la lámina de agua) que si la tumbamos un poco. Sin embargo es necesario ser cuidadoso para que no salga nada de fase líquida por las tuberías.

Colgar la bombona al revés es la solución para que todo el gas se vacíe.

No, ni mucho menos. Recuerda que lo que queremos sacar del depósito es la fase gaseosa. Si colocamos la botella boca abajo lo primero que se evacuará será la fase líquida. Algo peligroso y que para nada conseguirá un ahorro en la factura.

Calentar la bombona hará que salga más gas.

La temperatura del exterior de la bombona determina el volumen de gas que se produce. Aún así no parece muy seguro poner un calefactor o un elemento semejante delante de una bombona. Creo que todos debemos valorar la seguridad antes que el ahorro de unos céntimos.

Los depósitos fijos no tienen esos problemas. Su construcción no permite a los usuarios su manipulación puntual. Además es más lógico no esperar a rellenar a que el depósito se vacíe completamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s