Categorías
ACS agua caliente sanitaria Calentador ACS

Calentador atmosférico a gas: más barato pero peligroso e ilegal.

A pesar de que ya hace más de dos años que está prohibida la instalación de calentadores atmosféricos o de tiro natural todavía siguen existiendo algunas unidades a la venta disponibles en muchos comercios. Es más, es probable que sea difícil saber para un neofito en la materia si tal o cual modelo es estanco o no. Pocos agentes del sector comercial y de instalación quieren perder la oportunidad de vender una unidad más de algo que hasta hace pocos años era “lo normal”.

Los cambios generan dificultades. Este no es distinto y es muy probable que tengan que pasar unos cuantos años más hasta que ese tipo de calentadores desaparezca definitivamente del mercado.

Un calentador estanco es un aparato en el que la llama está dentro de una burbuja.

Por un lado cuenta con un conducto que toma el aire y lo lleva a esa burbuja. Lo necesita allí para que se produzca la combustión del gas combustible. Por otro cuenta con una chimenea para que el humo que se produce salga al exterior. De este modo el equipo no tiene ningún elemento a gas, o en combustión, que esté en contacto con el aire del interior de la vivienda.

¿Por qué ahora está prohibido el calentador de tiro natural? Por seguridad. Es más caro (por ahora), pero la diferencia de precio se compensa rápidamente en términos de garantías de funcionamiento.

Los calentadores a gas llevan muchos años entre nosotros. Casi todos hemos convivido con alguno en algún momento de nuestra vida. No obstante, es un aparato que empieza a estar desfasado. No solo por el hecho de que sigan instalándose equipos tan deficientes como los atmosféricos, sino porque han salido nuevas posibilidades que los dejan en evidencia.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Caldera de gas mural Calefaccion Calentador ACS Celtsener Fontanería Gas natural Gas propano Reparación

¿Cuanto tiempo se tarda en cambiar una caldera?

Puede que algunas obras o reparaciones en nuestra casa nos hagan ilusión, pero en general es probable que el engorro de tener que realizar una reparación nos frene a la hora de contratarla, incluso pesando más esa razón que su coste. ¿A quién le gusta quedarse sin agua caliente durante días? ¿Quién no se siente profundamente molesto cuando no puede ducharse tranquilamente en su propio baño? Siempre llega el momento en el que es necesaria la sustitución del equipo.

Calderas murales de gas.

Las calderas de gas son, sin duda, los equipos de calefacción y agua caliente sanitaria que más se venden, se instalan y se cambian. Millones de unidades pueblan otros tantos millones de pisos y viviendas unifamiliares por toda España. Las razones que las hacen tan populares comienzan en su bajo coste, pasan por su capacidad de adaptación y llegan hasta su bajo consumo anual. Los equipos que desde hace una decena de años son el recambio natural de las existentes, las calderas de condensación, tienen un desempeño excelente a un precio relativamente bajo.

El cambio o sustitución de estos equipos tiene una única dificultad. Los diferentes modelos tienen sus conexiones ordenadas de forma distinta. Si en una caldera nos podemos encontrar con los grifos ordenados por ida-retorno-fría-caliente-gas (que son las cinco conexiones habituales), en el modelo de recambio estas pueden ser ida-fría-gas-caliente-retorno (por ejemplo). Por eso es necesario que el fontanero realice un trabajo de adaptación instalando tubos desde las conexiones en la pared hasta la caldera nueva.

El trabajo de cambio de caldera de gas se realiza habitualmente en una mañana (o una tarde).

Calderas de gasóleo.

Las calderas de gasóleo son equipos parecidos a las de gas en relación a su funcionamiento. Su diferencia más apreciable es su tamaño: las calderas de gasóleo suelen tan grandes como una nevera y mucho más pesadas. Una caldera de gas pequeña puede ser colocada con facilidad y rapidez entre dos operarios en su posición en minutos. Sin embargo, las calderas de gasóleo exigen que cuando se realice el cambio haya que ser más cuidadoso. A veces es necesario partir en pedazos más manejables la que se va a sustituir y montar por piezas la que se va a instalar.

La sustitución de una caldera de gasóleo puede llevar todo un día a dos operarios para colocar una nueva en su lugar.

Este es uno de tantos motivos por los que el gas me parece un mejor combustible, y no es la única razón. Podría esgrimir además que la combustión del gas es más limpia, que las calderas de gas son más baratas o que el propio equipo de gas ocupa menos espacio en mi casa, pero eso es algo de la que ya he hablado y hablaré en otras anotaciones.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Aire acondicionado Caldera Caldera de gas mural Calefaccion Calentador ACS Fontanería

Calefacción, aire acondicionado y fontanería preparadas para la cuarentena covid que vengan.

Si tu vida no cambió nada con la cuarenta del Covid 19 que pasamos en España los meses de marzo, abril y mayo, es probable que fuera porque salías muy poco de casa. Si algo ha aprendido la sociedad española es lo importante que es tener el lugar en el que vives en las mejores condiciones posibles para pasar un largo periodo de tiempo.

En la normalidad, casi todos dedicabamos la mayor parte de nuestro tiempo a trabajar, estudiar o hacer deporte fuera de casa. Sin embargo, durante la cuarentena nuestra casa se convirtió en nuestra oficina, nuestro gimnasio, nuestra discoteca partícular y hasta los balcones pasaron de ser los grandes olvidados a nuestro punto de encuentro social.

Si se diera el caso de que nos vieramos obligados a una nueva reclusión, yo tengo bastante claro que esta vez a mi me pilla con los deberes bien hechos.

Caldera/calentador en perfecto estado de mantenimiento o nueva. Celtsener es una empresa de gas y fontanería. Nuestro servicio es de esos que se han considerado esenciales. A pesar de que se decratara una nueva cuarentena nosotros ibamos a seguir a pie del cañón, dando el servicio que los clientes nos demanden. Sin embargo, sino puedo salir de casa no quiero pasar ni cinco minutos sin calefacción, o sin agua caliente. Aunque me arreglen la caldera al día siguiente prefiero no tener esa incomodidad, prefiero tener una caldera nueva o al menos haberme asegurado de que la que tengo está perfecta.

El aire acondicionado tiene que estar limpio como un quirofano. Bueno, puede que no tanto, pero al menos es necesario asegurarse de que los filtros están en buenas condiciones. Sus condiciones higienicas deben asegurarnos que no son un riesgo para nuestra salud y la de los que viven con nosotros. El aire acondicionado y sus filtros pueden ayudarnos a mantenernos alejados de la posiblidad de contagio.

Grifos, tuberías y accesorios en perfecto estado de revisión. En un piso se nota menos, pero una casa está llena de tuberías por todas partes. El riego se puede estropear durante una nevada, o se puede fugar algo de agua de las conducciones de la píscina. Sea lo que sea, yo me aseguraría de darle un vistazo a todo antes de la cuarentena de invierno.

El depósito de gas CEPSA bien lleno. Listo para la temporada que llega. A pesar de que pudiera estar en casa vigilando como me lo llenan, aún en la cuarentena, yo prefiría no tener ningún tipo de duda de que nada va a afectar a mi comodidad.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Aerotermia Ahorro energético Aire acondicionado Bomba de calor ACS Caldera Caldera de gas mural Calefaccion Calentador ACS Celtsener Cepsa celtsener Gas natural Gas propano Reparación

Asesoría energética y selección de productos de calefacción para Vigo y Pontevedra. El harakiri del cliente.

Sobre estas líneas una foto del corredor Kokichi Tsuburaya en las olimpiadas de 1964 de Tokio. Un deportista de altísimo desempeño, lo cual no sirvió para evitar su suicidio. En este artículo puedes informarte con más detalle, pero te lo resumo.

Un joven prometedor que enseguida comenzó a sobresalir en las pruebas de larga distancia. Participa en los juegos olímpicos y realiza una actuación sobresaliente, siguiendo a uno de los mejores fondistas de todos los tiempos, Bikila (sí, el que corría descalzo). Cuando ya está dentro del estadio, y a pocos metros de la línea de meta, se ve relegado a la tercera posición. Una medalla de bronce que para el país entero supuso una enorme victoria. Un júbilo que él no sentía. Tsuburaya se sentía un fracasado.

Se impuso a si mismo un enorme plan de entrenamiento para conseguir mayores triunfos. Él mismo acabó con su vida, al comprobar que no era capaz de alcanzar las metas que se había propuesto. Asesorar energéticamente en la compra de un equipo de calefacción y agua caliente sanitaria tiene algo similar a esta historia.

Que toda una nación te trate como un triunfador, no sirve de nada si no tienes oídos para escuchar.

En el mercado de las instalaciones muchos agentes están dispuestos a asesorar gratuitamente. Todo fontanero nos dará su opinión, lo que más le gusta, lo más barato, lo más caro. No quiere decir que se hayan formado para ello, sencillamente hablan e intentan convencer, porque creen que es lo que tienen que hacer. No lo hacen con maldad, sencillamente no han desarrollado los productos y no se han formado para trasladar esa información de una manera adecuada al cliente. Los datos técnicos a palo seco pueden ser muy dificiles de digerir.

Celtsener es una empresa de instalación de calefacción, agua caliente, aire acondicionado y propano situada en Vigo. Cada uno de nosotros, como consumidores, funciona un poco igual al corredor japones. Queremos tener la razón en lo que pensamos y eso hace que en muchas ocasiones no escuchemos a los demás.

Nosotros escuchamos atentamente a nuestro cliente:

  • Que precio está dispuesto a pagar por los servicios que contrata.
  • Que usos le interesan. Calefacción y aire acondicionado, agua caliente, cocina.
  • Que servicios complementarios quieren obtener. Internet, energías renovables.
  • De qué se puede prescindir.

Planteamos las soluciones que ofrece el mercado y esperamos que el cliente seleccione lo que cree que es mejor.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Calefaccion Calentador ACS Gas natural Gas propano

Calderas de gas. Servicios de calefacción y agua caliente sanitaria a la vez.

Es una de las cuestiones que muchos usuarios de calderas de gas no tienen claro. Las calderas sirven para calentar los radiadores y para que el agua de la ducha y de los grifos salga caliente.

Dos servicios, un solo aparato: Calefacción y agua caliente sanitaria.

Imaginate un camión con grúa. Sirve para dos cosas, como camión y como grúa. Dos servicios y un solo aparato. Muchas de las calderas del mercado son “mixtas“, aunque también las hay “solo calefacción”.

El agua que está en los radiadores no sale por los grifos.

Esta es otra confusión muy habitual. El circuito de agua que está en los radiadores es cerrado. No se cambia nunca durante toda la vida de la instalación. Únicamente en el caso de hacer una reparación puede ser necesario su vaciado. Es mejor no vaciar ni cambiar el agua nunca (por cuestiones químicas del agua).

Si abres el grifo de agua, la calefacción se para.

Como la caldera da dos servicios y hace falta toda la potencia  para calentar el agua de los grifos y duchas, la caldera se dedica en ese momento a calentar el agua en exclusiva. Se dice que tiene prioridad de ACS. La caldera tiene una válvula en su interior que puede tardar un poco en volver a su posición de calefacción.

Fíjate en la foto sobre estas líneas. La caldera sería equivalente al fuego que está bajo la sartén más grande, llena de agua que no se cambia. Se colocá otra sartén, baño maría, para calentar el chocolate de la imagen, o el agua caliente de las duchas en nuestro caso. De hecho algunos catálogos de caldera lo ponen claramente: producción de ACS con baño maría…

Celtsener es una empresa instaladora de calefacción, gas y fontanería situada en Vigo. Contamos con una oferta muy interesante en calderas, calentadores, y más. No vendemos online, solo somos transparentes, porque no nos gusta que nuestros clientes se sientan engañados.

Categorías
Aerotermia Ahorro energético Aire acondicionado Bomba de calor ACS Caldera Calefaccion Calentador ACS Celtsener Cepsa celtsener Fontanería Mantenimiento Reparación

¿Se puede ser fontanero y asesor energético? Creo que no.

Yo soy ingeniero, y no creo que eso me haga más listo. Decía mi padre que un ingeniero solo, no construye nada. Tienen que existir muchas otras profesiones y habilidades. Todas igual de necesarias. Algunas pueden parecer, a simple vista, de menor importancia, o de más fácil realización, pero todas son indispensables.

Cuando inicié mi trayectoria profesional no existían muchas personas que asesorarán en el campo energético, de hecho, no hacía demasiada falta. En general las cosas se hacían como se habían hecho durante muchos años. Asesorar energéticamente era conocer las leyes y reglamentaciones y saber hasta donde se podía llegar con ellas. Asesorar energéticamente era saber moverse por las administraciones públicas gestionando subvenciones y conociendo a las personas adecuadas.

Pero las crisis agudizan los problemas, y la necesidad de reducir el consumo global de energía de España y Europa, motivó cambios normativos que exageraron la complicación de las instalaciones. Instalaciones como la captación de energía solar, la aerotermia, la geotermia, la renovación de aire se convirtieron en el pan nuestro de cada día de los instaladores y fontaneros.

Situación actual: La inmensa mayoría de fontaneros no se han formado en las nuevas instalaciones. Intentan seguir con su actividad, de toda la vida, por lo que se ven obligados a trabajar sin pagar impuestos para mantenerse. Como no saben, preguntan a todo el mundo, y eso ha motivado que empresas que tienen personal más capacitado se haya formado mínimamente. Organismos de control, importadores, distribuidores, ahora cualquiera se llama asesor energético y se siente capacitado para decidir por los demás.

La situación actual es mejor que la que teníamos, no es una queja lo que escribo. El sector necesita mucha gente preparada y eso es algo que está escaso. Sin embargo, leer una ley no te convierte en asesor energético. Las instalaciones de seguridad industrial y de eficiencia energética necesitan un tratamiento integral y transversal en el proceso de construcción.

Seguro que te ha pasado al comprar un artículo: Te diriges a la tienda, tras haberte informado sobre el asunto y enseguida te das cuenta que el vendedor no sabe ni la mitad que tú, o eso parece.

Y es que lo difícil del asesoramiento no es encontrar a gente que te asesore. Es encontrar al asesor que tiene tus mismas preferencias y gustos. Encontrar a tú asesor. Celtsener está un paso más allá, como siempre. Ya no asesoramos técnicamente, sencillamente ponemos nuestras capacidades a disposición de los clientes que tienen las cosas más claras.

Es fácil trabajar para las personas que tienen las cosas claras cuando tienes las cosas claras. Puedes buscar otras entradas de este blog, nosotros dejamos caer nuestra forma de actuar en todas las decisiones. Sencillez, economía, facilidad de uso, ecología, son nuestros principios.

Categorías
Caldera Calentador ACS Cepsa Cepsa celtsener Gas natural Gas propano Seguridad

Instalaciones de gas. Puesta en servicio.

A nivel técnico se llama puesta en servicio a las operaciones que es necesario realizar para que un equipo, producto o sistema esté en disposición de uso.

La instalación de un depósito de gas propano CEPSA sirve como almacenamiento de combustible. Como puede ser de varios propietarios debe considerarse una parte aislada de la instalación.

Otra parte serían las conducciones de gas hasta los aparatos que lo consumen. Algunos de los tramos son comunes a varios propietarios (pueden serlo) y otras son completamente individuales. Se llama instalación receptora.

Por último están los aparatos a gas. Una misma instalación y tubería puede servir a diferentes aparatos a lo largo de los años. La reglamentación y las disposiciones legales establecen controles específicos para los aparatos a gas.

Fíjate que hago hincapié en cada parte de la instalación. A nivel legal y normativa cada una tiene instrucciones técnicas distintas.

Las instalaciones receptoras deben seguir el siguiente procedimiento de puesta en servicio.

  1. El futuro usuario debe formalizar la póliza de abono o el contrato de suministro.
  2. El distribuidor o suministrador procederá, a realizar las pruebas previas al inicio del suministro.
  • Comprobar la documentación.
  • Comprobar las partes visibles y accesibles.
  • Comprobar, en las partes visibles y accesibles, la adecuación de los locales donde se ubiquen aparatos conectados a la instalación de gas, incluyendo los conductos de evacuación de humos.
  • Comprobar la maniobrabilidad de las válvulas.
  • Si existen, comprobar el correcto funcionamiento de los sistemas de regulación.
  • Si existen, comprobar el correcto funcionamiento de los sistemas de seguridad.
  • Precintado de los equipos de medida.
  • Verificación de la estanquidad de la instalación.
  • Dejar la instalación en servicio.
  • Expedir un documento, certificando las pruebas previas y puesta en servicio, del que se entregará una copia al usuario.

Este procedimiento será de aplicación, también, en el caso de modificación de una instalación.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Calefaccion Calentador ACS

3 Razones para instalar una caldera o calentador de gas de más potencia.

1- La tecnología lo ha hecho posible, fácil y económico.

Un citroen C4 que se venda hoy en día con un motor de 1.600 cm3 de gasolina tiene una potencia de 120 CV o 140/150 según el tipo de alimentación. Un citroen ZX, un coche que dejó de venderse en el año 1.997, para ser sustituido por el Xsara, al que luego sustituyó el C4, tenía 88 CV, con un motor de la misma cilindrada.

Resumiendo: Un motor con las mismas características de partida, ha aumentado su potencia un 35% en 20 años.

Un calentador de A.C.S. (agua caliente sanitaria) de 11 L/min como el que yo tenía en mi casa de pequeño, tiene una potencia de 19 kW. Un calentador de 14 litros por minuto sube hasta los 24 kW.

Si se sigue la lógica de los automóviles, lo más habitual en este momento sería instalar equipos en los que al menos su potencia aumente un 35%. Eso significa 26 kW o 32 kW.

2- Los fabricantes e instaladores solo saben vender a precios low cost.

A nadie le gusta que lo engañen con el dinero. No quiero que me cobren más por el mismo servicio o producto. Sin embargo la falta de capacidad comercial de los fabricantes les ha hecho posicionarse a todos por la parte baja del mercado. En el último periodo han salido al mercado calderas buscando competir en precio. Con prestaciones ligeramente inferiores, o incluso ampliamente inferiores. Marcas de renombre, que después de ganarse su buen nombre durante décadas, no tienen una idea mejor que tirar el precio.

Como los usuarios no entienden complejos conceptos técnicos energéticos, al menos vamos a ofrecerle el más barato.

Esto no significa que: más caro es mejor, no, claro que no. Como agente en este sector no busco clientes idiotas. Busco clientes satisfechos.

3- La potencia en una caldera te permite mejor servicio, sin penalizar consumo.

Los equipos y productos cuentan con unas características. Han sido diseñados para cubrir una necesidad dentro de un determinado rango. Si compras un autobús, para llevar a tu equipo de fútbol, pero luego lo usas para ir a trabajar, solo tu, cada día, es lógico pensar que tu consumo de combustible será muy alto. Más de lo que podría ser si utilizaras el coche adecuado.

Esto pasa con todos los productos, tienen unas condiciones de diseño. Un punto donde trabajan a la perfección, con máxima eficiencia y mínimo consumo. Por supuesto los calentadores y calderas de gas también cumplen esta regla.

Sin embargo la tecnología ha venido a mejorar esto de una manera totalmente asombrosa. Hace 20 años una caldera de 50 kW solo tenía capacidad para ofrecer dos potencias. O cero o todo, se le llamaba la regulación todo-nada. En el reglamento de calefacción del año 1.998 se exigía que las calderas de más de 70 kW, tuvieran al menos una marcha más, nada-mitad-todo.

Una porquería. Si tienes una casa de 150 m2, por ejemplo, con una caldera de gasóleo de cierta edad, tienes eso que acabo de describir. Tu caldera da toda la potencia que tiene o está apagada.

Las nuevas calderas o calentadores de gas no funcionan así. Lo mínimo que casi cualquier producto de gas tiene ahora en el mercado son siete marchas. Que no hace falta toda la potencia, pues trabaja con la justa y necesaria.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Caldera de gas mural Calentador ACS Celtsener Fontanería

Potencia necesaria en la caldera para agua caliente sanitaria

La potencia necesaria de una caldera (o un de calentador) instantáneo de producción de agua caliente sanitaria es uno de los factores más importantes a la hora de seleccionar un equipo para el hogar. Personalmente considero el momento de ducharse como el mejor de todo el día; es uno de esos pequeños placeres al alcance de cualquiera y que por regla general no solemos valorar en su justa medida.

Además cuando se está seleccionando el equipo, tienen que barajarse muchas cuestiones importantes. Por un lado no merece la pena comprar un equipo demasiado grande que vaya a estar infrautilizado, tampoco conviene pasarse y que la caldera sea demasiado pequeña.

La potencia más extendida en calderas murales son 24 kW (20.000 kcal/h). La gran mayoría de hogares españoles cuentan con calderas o calentadores de esta potencia puesto que ha sido la de más frecuente venta. Los fabricantes en sus catalogos indican 13,4 L/min como la capacidad que tienen de producir agua caliente sanitaria en funcionamiento continuo. ¿De donde sale esta cifra?.

Tenemos que multiplicar dicho caudal por 60 para convertirlo a L/h (800 l/h) y a continuación por 25 ºC (la diferencia de temperatura que se le dará al agua al pasar por la caldera); de este modo obtenemos el número redondo de 20.000 kcal/h (24 kW).

¿Cual es el caudal de una ducha? Aproximadamente 10 L/min o 600 L/h.

¿A que temperatura está el agua cuando nos duchamos? Lo más habitual es que esté por debajo de 40 ºC.

¿A que temperatura entra el agua fría en mi casa? Depende mucho de la situación, de la hora del día y de muchos factores, se puede poner una cifra de 10ºC que sirva como media de todas las posibilidades en la provincia de Pontevedra. Si el agua que entra en mi casa está a 10 ºC, necesito que la caldera/calentador le suba la temperatura hasta 40ºC para ducharme (hay que tener en cuenta que algo de temperatura se pierde desde la caldera hasta el grifo)

Si  multiplicamos 600 l/h por 30ºC de salto térmico la potencia mínima para darnos una ducha en condiciones sería de 18.000 kcal/h, unos 21 kW.

Hay que tener en cuenta que eso supone que ningún grifo más de agua caliente puede estar abierto en toda la casa. Que el grifo de la ducha esté en condiciones y no sea de gran caudal.

Por este motivo en los días más fríos del invierno, si queremos que una caldera/calentador de poca potencia nos permita darnos una ducha tenemos que cerrar un poco el grifo, reduciendo así el caudal que pasa por el equipo y permitiendo que suba un poco el salto de temperatura que le damos al agua.