Categorías
Celtsener Cepsa Cepsa celtsener Depósitos Depósitos CEPSA Gas natural Gas propano

Deposito CEPSA mini1000 en Pontevedra con boca de carga desplazada.

La mejor solución que se puede instalar en una vivienda unifamiliar es un depósito de gas. Con la ayuda de una caldera, relativamente barata, cubriremos los servicios de calefacción y agua caliente sanitaria de nuestra casa con la mayor solvencia. El gas es un gran combustible, de los mejores que se pueden adquirir en la actualidad, y siempre que no se cuente con gas canalizado por nuestras aceras el depósito es necesario.

El espacio que ocupa un depósito de mil litros, el habitual para una vivienda unifamiliar, es escueto. Lo mejor es que se instale directamente sobre el terreno donde menos moleste. Algo que puede alejar su situación del punto de entrada del camión que lo llenará de combustible.

Por eso te enseño estas fotos de lo que técnicamente se llama boca de carga desplazada o a distancia. Como puedes ver ha sido realizada impecablemente, correcta desde un punto de vista normativo y cumpliendo todas las condiciones que garanticen su máxima seguridad (puesto que por ella discurrirá gas en estado líquido).

El funcionamiento es como sigue:

  • En la fachada de la vivienda, o en cualquier otro lugar que resulte cómodo, seguro y que sea propiedad del usuario, se instala el punto de conexión del camión.
  • Se instala una tubería desde ese punto de conexión (boca de carga) hasta el depósito.
  • Cuando llega el camión conecta su manguera a la boca y desde allí suministra el gas al depósito.

Mi opinión personal es que lo simple y sencillo siempre es mejor, (como la famosa navaja de Ockham), aún así en ocasiones es necesario instalar una tubería como esta para llenar el depósito.

Detalle de tubería y boca de carga en la fachada delantera de la vivienda.
Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Caldera de gas mural Calefaccion Calentador ACS Celtsener Fontanería Gas natural Gas propano Reparación

¿Cuanto tiempo se tarda en cambiar una caldera?

Puede que algunas obras o reparaciones en nuestra casa nos hagan ilusión, pero en general es probable que el engorro de tener que realizar una reparación nos frene a la hora de contratarla, incluso pesando más esa razón que su coste. ¿A quién le gusta quedarse sin agua caliente durante días? ¿Quién no se siente profundamente molesto cuando no puede ducharse tranquilamente en su propio baño? Siempre llega el momento en el que es necesaria la sustitución del equipo.

Calderas murales de gas.

Las calderas de gas son, sin duda, los equipos de calefacción y agua caliente sanitaria que más se venden, se instalan y se cambian. Millones de unidades pueblan otros tantos millones de pisos y viviendas unifamiliares por toda España. Las razones que las hacen tan populares comienzan en su bajo coste, pasan por su capacidad de adaptación y llegan hasta su bajo consumo anual. Los equipos que desde hace una decena de años son el recambio natural de las existentes, las calderas de condensación, tienen un desempeño excelente a un precio relativamente bajo.

El cambio o sustitución de estos equipos tiene una única dificultad. Los diferentes modelos tienen sus conexiones ordenadas de forma distinta. Si en una caldera nos podemos encontrar con los grifos ordenados por ida-retorno-fría-caliente-gas (que son las cinco conexiones habituales), en el modelo de recambio estas pueden ser ida-fría-gas-caliente-retorno (por ejemplo). Por eso es necesario que el fontanero realice un trabajo de adaptación instalando tubos desde las conexiones en la pared hasta la caldera nueva.

El trabajo de cambio de caldera de gas se realiza habitualmente en una mañana (o una tarde).

Calderas de gasóleo.

Las calderas de gasóleo son equipos parecidos a las de gas en relación a su funcionamiento. Su diferencia más apreciable es su tamaño: las calderas de gasóleo suelen tan grandes como una nevera y mucho más pesadas. Una caldera de gas pequeña puede ser colocada con facilidad y rapidez entre dos operarios en su posición en minutos. Sin embargo, las calderas de gasóleo exigen que cuando se realice el cambio haya que ser más cuidadoso. A veces es necesario partir en pedazos más manejables la que se va a sustituir y montar por piezas la que se va a instalar.

La sustitución de una caldera de gasóleo puede llevar todo un día a dos operarios para colocar una nueva en su lugar.

Este es uno de tantos motivos por los que el gas me parece un mejor combustible, y no es la única razón. Podría esgrimir además que la combustión del gas es más limpia, que las calderas de gas son más baratas o que el propio equipo de gas ocupa menos espacio en mi casa, pero eso es algo de la que ya he hablado y hablaré en otras anotaciones.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Caldera de gas mural Calefaccion Gas natural Gas propano

Cambiar la caldera de gas. Los tres aspectos que debes conocer.

Las calderas de gas son equipos extraordinariamente eficientes. Los últimos modelos cuentan con materiales más resistentes y electrónica más precisa que las antiguas. Su durabilidad está fuera de toda duda, a pesar de eso, son equipos caros en comparación con otros electrodomésticos. Estos son los tres puntos que hay que tener en cuenta si vas a cambiar la caldera de gas de tu casa.

1. La caldera funcionará muchas horas.

Las calderas murales de gas (se llaman así porque van ancladas a la pared) son equipos caros. Si sumamos el coste del equipo y el de la instalación el precio se eleva muy por encima del coste de otros electrodomésticos de nuestra casa.

Sin embargo, el mayor gasto que hacemos mes a mes es el de calefacción y ACS. Por ello te recomiendo que no solo pienses en el desembolso inicial, al cambiar o instalar la caldera, sino que tengas en cuenta la amortización del equipo en el tiempo.

En ocasiones, con el ánimo de ahorrar y puede que mal guiados, algunos usuarios se decantan por equipos pasados de moda, de hace cinco o diez años, perdiendo toda la eficiencia que la tecnología ha ganado en ese periodo. Incluso se siguen instalando modelos cuya comercialización está prohibida en la Unión Europea, pero que siguen sobreviviendo valiéndose de subterfugios de uno u otro tipo.

2. La salida de humos.

Sin duda lo que más puede complicar la instalación. En muchos casos pasaremos de una caldera cuya chimenea se pierde en el interior del edificio a otra que vuelca humo, directamente a la calle, a la altura de nuestro piso.

La salida de humos de una caldera de condensación moderna no emite ningún tipo de hollín, no mancha ni deja olor. Pero a alguno de tus vecinos les puede parecer que sí, que a ellos sí. Por eso te recomiendo que verifiques que la posición de la salida de humos es correcta. No debe encontrarse cerca de ninguna ventana, ni del vecino ni propia. Me refiero en este caso a la salida (la boca del conducto), no al tubo, que generalmente atravesará la ventana.

3. La potencia de agua caliente.

La mayoría de las calderas de gas instaladas son mixtas: calefacción y agua caliente servidas por el mismo aparato.

La potencia mínima para que puedas ducharte adecuadamente es 24 kW. Ese es el rango mínimo que ofrecen todas las marcas y modelos del mercado. Los incrementos suelen ser de dos en dos kilovatios (26-28-30…). El precio es ascendente, como es lógico. Ten en cuenta que cada aumento de dos kilovatios supone aproximadamente un 10% de potencia más. Por lo que una caldera de 30 kW, por ejemplo, será más capaz de calentar el agua en invierno: más cantidad y más temperatura.

Celtsener es especialista en cambiar calderas de gas. Si necesitas este servicio en Vigo o Pontevedra contacta con nosotros.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Aerotermia Ahorro energético Aire acondicionado Bomba de calor ACS Caldera Caldera de gas mural Calefaccion Calentador ACS Celtsener Cepsa celtsener Gas natural Gas propano Reparación

Asesoría energética y selección de productos de calefacción para Vigo y Pontevedra. El harakiri del cliente.

Sobre estas líneas una foto del corredor Kokichi Tsuburaya en las olimpiadas de 1964 de Tokio. Un deportista de altísimo desempeño, lo cual no sirvió para evitar su suicidio. En este artículo puedes informarte con más detalle, pero te lo resumo.

Un joven prometedor que enseguida comenzó a sobresalir en las pruebas de larga distancia. Participa en los juegos olímpicos y realiza una actuación sobresaliente, siguiendo a uno de los mejores fondistas de todos los tiempos, Bikila (sí, el que corría descalzo). Cuando ya está dentro del estadio, y a pocos metros de la línea de meta, se ve relegado a la tercera posición. Una medalla de bronce que para el país entero supuso una enorme victoria. Un júbilo que él no sentía. Tsuburaya se sentía un fracasado.

Se impuso a si mismo un enorme plan de entrenamiento para conseguir mayores triunfos. Él mismo acabó con su vida, al comprobar que no era capaz de alcanzar las metas que se había propuesto. Asesorar energéticamente en la compra de un equipo de calefacción y agua caliente sanitaria tiene algo similar a esta historia.

Que toda una nación te trate como un triunfador, no sirve de nada si no tienes oídos para escuchar.

En el mercado de las instalaciones muchos agentes están dispuestos a asesorar gratuitamente. Todo fontanero nos dará su opinión, lo que más le gusta, lo más barato, lo más caro. No quiere decir que se hayan formado para ello, sencillamente hablan e intentan convencer, porque creen que es lo que tienen que hacer. No lo hacen con maldad, sencillamente no han desarrollado los productos y no se han formado para trasladar esa información de una manera adecuada al cliente. Los datos técnicos a palo seco pueden ser muy dificiles de digerir.

Celtsener es una empresa de instalación de calefacción, agua caliente, aire acondicionado y propano situada en Vigo. Cada uno de nosotros, como consumidores, funciona un poco igual al corredor japones. Queremos tener la razón en lo que pensamos y eso hace que en muchas ocasiones no escuchemos a los demás.

Nosotros escuchamos atentamente a nuestro cliente:

  • Que precio está dispuesto a pagar por los servicios que contrata.
  • Que usos le interesan. Calefacción y aire acondicionado, agua caliente, cocina.
  • Que servicios complementarios quieren obtener. Internet, energías renovables.
  • De qué se puede prescindir.

Planteamos las soluciones que ofrece el mercado y esperamos que el cliente seleccione lo que cree que es mejor.

Categorías
Celtsener Cepsa Cepsa celtsener Depósitos Depósitos CEPSA Gas natural Gas propano

¿Cómo aprovechar al máximo el gas butano y propano de las bombonas (botellas) y depósitos?

Internet se ha convertido en el medio de obtener todas las respuestas posibles de cualquier pregunta. Leía el otro día en facebook, como unos usuarios le explicaban a otros cómo aprovechar al máximo las bombonas de butano y propano.

Explicar científicamente no sirve de nada en esos casos. Muchos hacen sus propias pruebas y obtienen los resultados que quieren ver. Como pequeños científicos se montan sus propios experimentos. Idealizan y generalizan los resultados y se quedan contentos, aún sin saber qué es lo que está pasando realmente.

En cualquier depósito de gas combustible pasa lo siguiente:

El butano y propano está en forma de líquido. El gas combustible en forma de líquido no sirve para quemar y no debe circular por las tuberías. Todo sólido y/o líquido tiene una tendencia natural a evaporarse. La característica física que lo determina se llama presión de vapor. Así que dentro de todos los depósitos de gas existe una zona de líquido (abajo) y un poco de gas (arriba).

Cuando nosotros encendemos un fuego en la cocina, sacamos el gas que existe dentro de la bombona o depósito. Por eso las válvulas siempre están en la parte de arriba. La cantidad de gas que se produce depende del tamaño de la superficie de líquido y de la temperatura que rodea a la bombona/depósito.

Tumbar la bombona es un buen método para aprovechar al máximo el gas.

Como decía hace un momento, la cantidad de gas que produce el líquido depende de la superficie del líquido. Una botella en vertical tiene menor superficie (la lámina de agua) que si la tumbamos un poco. Sin embargo es necesario ser cuidadoso para que no salga nada de fase líquida por las tuberías.

Colgar la bombona al revés es la solución para que todo el gas se vacíe.

No, ni mucho menos. Recuerda que lo que queremos sacar del depósito es la fase gaseosa. Si colocamos la botella boca abajo lo primero que se evacuará será la fase líquida. Algo peligroso y que para nada conseguirá un ahorro en la factura.

Calentar la bombona hará que salga más gas.

La temperatura del exterior de la bombona determina el volumen de gas que se produce. Aún así no parece muy seguro poner un calefactor o un elemento semejante delante de una bombona. Creo que todos debemos valorar la seguridad antes que el ahorro de unos céntimos.

Los depósitos fijos no tienen esos problemas. Su construcción no permite a los usuarios su manipulación puntual. Además es más lógico no esperar a rellenar a que el depósito se vacíe completamente.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Calefaccion Calentador ACS Gas natural Gas propano

Calderas de gas. Servicios de calefacción y agua caliente sanitaria a la vez.

Es una de las cuestiones que muchos usuarios de calderas de gas no tienen claro. Las calderas sirven para calentar los radiadores y para que el agua de la ducha y de los grifos salga caliente.

Dos servicios, un solo aparato: Calefacción y agua caliente sanitaria.

Imaginate un camión con grúa. Sirve para dos cosas, como camión y como grúa. Dos servicios y un solo aparato. Muchas de las calderas del mercado son “mixtas“, aunque también las hay “solo calefacción”.

El agua que está en los radiadores no sale por los grifos.

Esta es otra confusión muy habitual. El circuito de agua que está en los radiadores es cerrado. No se cambia nunca durante toda la vida de la instalación. Únicamente en el caso de hacer una reparación puede ser necesario su vaciado. Es mejor no vaciar ni cambiar el agua nunca (por cuestiones químicas del agua).

Si abres el grifo de agua, la calefacción se para.

Como la caldera da dos servicios y hace falta toda la potencia  para calentar el agua de los grifos y duchas, la caldera se dedica en ese momento a calentar el agua en exclusiva. Se dice que tiene prioridad de ACS. La caldera tiene una válvula en su interior que puede tardar un poco en volver a su posición de calefacción.

Fíjate en la foto sobre estas líneas. La caldera sería equivalente al fuego que está bajo la sartén más grande, llena de agua que no se cambia. Se colocá otra sartén, baño maría, para calentar el chocolate de la imagen, o el agua caliente de las duchas en nuestro caso. De hecho algunos catálogos de caldera lo ponen claramente: producción de ACS con baño maría…

Celtsener es una empresa instaladora de calefacción, gas y fontanería situada en Vigo. Contamos con una oferta muy interesante en calderas, calentadores, y más. No vendemos online, solo somos transparentes, porque no nos gusta que nuestros clientes se sientan engañados.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Calefaccion Gas natural Gas propano

Descentralización de una instalación de calefacción comunitaria. Normativa y legislación

Quiero dedicar esta entrada a todas las cosas que nos puede decir una empresa instaladora si le planteamos que queremos cambiar nuestra instalación de calefacción centralizada por una descentralizada de calderas murales de gas.

1- Potencia de agua caliente sanitaria (A.C.S.).

En Galicia contamos con una instrucción normativa (edit: derogada ya), que dice que una vivienda que tenga una ducha debe tener una potencia mínima en la caldera de agua caliente sanitaria de 26-27 kW y si cuenta con bañera un mínimo de 35 kW. Eso no depende de si yo tengo una bañera pero solo me ducho. Si existe al menos una bañera en la vivienda, la potencia en ACS debe ser 35 kW o más. Debes pensar que el uso que tu le das a un aparato no importa. No puedes poner un motor de baja potencia en el ascensor de tu edificio, porque tu siempre subes solo. La normativa está ahí para cumplir y tiene su lógica, puedes estar de acuerdo o no, puede parecerte una obligación monetaria, pero debes sopesar si incumples la ley. En general, la normativa técnica está preparada por ingenieros, así que no suelen pensar en términos políticos, ni económicos, cuando se redacta.

2- Captación de energía solar térmica.

Dice la normativa que hay que poner energía solar térmica. Lo cierto es que lo que no puede exigir la normativa son milagros, así que lo más habitual es que sea extremadamente difícil instalar una instalación de captación de energía solar en un edificio existente. No cuenta con los huecos para pasar las tuberías. Si existen, son de muy difícil acceso.

No suele ser necesario instalar captación de energía solar, pero si muy recomendable. Aunque bien es cierto que las instalaciones de energía solar son casi siempre comunitarias, algo de lo que estamos huyendo.

3- Salida de humos.

No es lo mismo que el edificio cuente con una o dos chimeneas de las calderas centralizadas que un racimo de tubos saliendo a la fachada. De cualquier modo debe estudiarse con un mínimo de detenimiento.

Sección aparte debe hacerse si la salida de humos es a un patio de luces. La normativa de gas se convierte en la más exigente y nos pide al menos medio metro cuadrado por cada caldera cuya chimenea de a ese patio.

4- Proyecto y dar el alta.

Todas las instalaciones de calefacción deben estar dadas de alta ante la administración competente. Si la potencia es superior a 70 kW (más de 3 calderas murales) debe realizarse un proyecto por un ingeniero o arquitecto. No es que quieran sacarte los cuartos. La administración exige un ingeniero para que vigile al instalador. De ese modo el instalador se cuidará de cumplir la normativa, por las posibles multas que le pudieran caer, y el ingeniero igual. Cuando las instalaciones son complejas la administración obliga a que más técnicos vigilen cómo se hacen las cosas, como si durante una operación atendieran dos médicos.

Ahora bien, muchas instalaciones antiguas no están dadas de alta, en su momento, para ahorrarse cuatro duros, el promotor no hizo el proyecto, y esa instalación no consta en la Delegación de Industria correspondiente. Si es así, esa instalación debe registrarse como nueva, y debe cumplir la normativa actual, lo que puede exigir cambios importantes.

Mi recomendación es que te asesores con profesionales con soltura en estas lides, y por supuesto pidas varias opiniones.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Calefaccion Gas natural Gas propano

Descentralización de una instalación de calefacción comunitaria. Ventajas e inconvenientes.

Cuando empieza el frío, cuando llega el invierno, es justo cuando nos acordamos del estado de nuestra instalación de calefacción y agua caliente sanitaria. Hasta ese momento vamos tirando.

En los últimos meses muchas comunidades de vecinos nos preguntan por la posibilidad de cambiar la calefacción del edificio. La inmensa mayoría cuentan con una o dos viejas calderas de gasóleo. Las calderas de gasóleo viejas están totalmente desfasadas. Estamos regalando dinero si contamos con una instalación de 20 años o más de ese tipo.

Podría decir que las ventajas de una instalación de calefacción comunitaria son:

  • Más económica. Piensa en los medios de transporte colectivos. Por muy eficiente que sea una instalación individual es difícil que una colectiva no presente mayor eficiencia.
  • Ventaja dos: Ninguna. Al no ser de nadie, no importa si consume mucho, porque el gasto es repartido entre todos, los que la usan y las que no la usan. Por eso se obligará a montar contadores de energía individual en las viejas instalaciones comunitarias. Además suele ser difícil ponerse de acuerdo para establecer el horario, porque el señor del segundo cree que lo mejor es ponerla a tope a las dos de la madrugada, porque así los espíritus de la vivienda se marchan, que lo ha dicho Iker Jimenez.

Realmente las instalaciones de calefacción centralizadas es lo que debe ser. Son mucho más eficientes a igualdad de tecnologías y permiten tomar medidas que de otro modo son imposibles. Me gusta recordar como hacen los americanos, a los que no les va muy mal en la economía, que tienen calefacción comunitaria para toda la ciudad.

Las ventajas de las instalaciones individuales son:

  • Pago individual. Como el generador está situado en la vivienda, el pago del consumo es directo. Tanto consumes tanto pagas. No importa nada lo que haga el vecino
  • Tu eres el responsable. Si la caldera está instalada de manera peligrosa solo te afectará a ti. Si se estropea, tu la arreglas.
  • Decides cuando funciona o cuando no. No tienes que negociar con tus vecinos, cuando tienes frío. Le das al botón y olvidas la manta.
  • Eficiencia energética muy elevada. Si cambias de una instalación centralizada de gasóleo ahorrarás energía. Las calderas murales de gas de condensación, incluso las más baratas, son los equipos más avanzados del mercado.

La semana que viene hablaré un poco de como se puede hacer la descentralización desde el punto de vista de la normativa y legislación.

Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Calefaccion Gas natural Gas propano

La mejor caldera para calefacción de Vigo.

Ya llevo algunos años escribiendo entradas en este blog. Y llevo todavía más años en el sector energético. Mi profesión es la ingeniería, algo que me gusta definir como la ciencia aplicada. Un ingeniero es alguien que toma los principios de la ciencia y los convierte en lo que utilizamos cada día.

Por eso ya estoy curado de espanto cuando me consultan sobre qué caldera es mejor, si la aerotermia me permitirá ahorrar el 90% o si la biomasa es la energía que sustituirá a todas las demás. Realmente lo que un usuario busca cuando me pregunta eso es que lo conteste que sí. Que tiene razón, aunque no la tenga.

Tengo un buen amigo, que durante varios años se dedicó al difícil asunto de construir una vivienda unifamiliar. Por administración, o sea, el se encargaba de tomar todas las decisiones en todos los aspectos de la construcción. Sinceramente, algo que cada vez me parece más irresponsable. El proceso de construcción es muy complejo, no solo normativamente, sino en todos los aspectos. Para curar un rascazo vale cualquier tirita, pero para operarme yo prefiero un médico. Del mismo modo yo encargaría a un buen profesional actualizado la gestión de esos aspectos.

Mi amigo había sido seducido por la biomasa. Tenía claro que la biomasa era la solución ideal para todas sus necesidades. Me explicó lo que quería y yo le mostré mis reparos al respecto, pero no me hizo caso. Se gastó más de 20.000 € en una instalación de calefacción con una de las mejores calderas de biomasa del mercado. Tardó dos años en darme la razón. No solo no está contento con el sistema que instaló. Incluso el olor de la biomasa que se quema, (que a mi me resulta muy agradable) a su hija le produce alergia. Ahora está pensando en cambiar de energía.

Por eso lo tengo claro. No busques que alguien te de la razón en cuanto al sistema que quieres instalar de calefacción. Cuando se toma una decisión aunque escuches al mayor experto mundial en el asunto pensarás que no tiene ni idea. Somos así, hay que reconocerlo.

La pregunta con la que empiezo este post es muy sencilla para mi. Lo he escrito cientos de veces y más veces lo he recomendado a los usuarios. La mejor caldera que se puede montar para los servicios de calefacción y agua caliente sanitaria en una ciudad como Vigo, de la provincia de Pontevedra, es una caldera de gas mural.

  • Las calderas de biomasa son bastante más caras, o infinitamente más caras si las quieres equiparar en calidad y muy habitualmente tienen un mantenimiento muy elevado. Requieren atenderlas en periodos relativamente cortos.
  • Las calderas de gasóleo son bastante más caras. Justo cuando escribo esta entrada todavía quedan algunas más o menos baratas en el mercado, pero le quedan meses. La tecnología de condensación será obligatoria y conseguirá que todas las calderas de gasóleo ronden los 5.000 €.
  • La generación de calor mediante bomba de calor aerotérmica o geotérmica es un pellizco más barata que el gas en consumo, pero es al menos el doble de cara en montaje. Además exige instalación de alta inercia térmica, suelo radiante. O sea, es más idónea para aquellos que están muchas horas al día en casa. Mi impresión es que la mayoría de nosotros, tanto la mujer como el hombre, deja la vivienda por la mañana, para volver al mediodía o a la tarde. Calentar una vivienda vacía puede salir barato, pero es un poco tonto.
Categorías
ACS agua caliente sanitaria Caldera Calefaccion Gas natural Gas propano

¿Cuánto consume la calefacción de gas natural?

Esta entrada está motivada por esta noticia. Confirma el engaño comercial de los fabricantes de automóviles. De media un 42% de consumo más de lo que anuncian. Creo que lo único que hacen los comerciales es decirle al cliente lo que quiere oir. El cliente busca un coche que consuma poco por encima de todo, así que le prometen que eso es lo que va a tener.

Cualquier tipo de máquina tiene una eficiencia máxima. Se puede mejorar, y así lo hace de tiempo en tiempo, pero existe un límite del que no se puede pasar. Ese límite lo marca el estado de la técnica en cada momento. Ninguna marca puede prometer un consumo milagroso si utiliza tecnología parecida.

Parece que lo único que puede pasar es que los precios bajen. El gasto en calefacción y agua caliente sanitaria es el más importante, en cuanto a su volumen, en los gastos de mantenimiento de una vivienda. Es normal que todos busquemos la manera de gastar menos.

No obstante, existen unos parámetros que determinan el consumo. Su importancia es tal, que puede estar por encima del combustible usado o del precio del mismo. El tiempo de uso, las características de la vivienda, el perfil del usuario…

Mi opinión es que el gasto de calefacción de un piso con gas natural, debería rondar los 400-500 € al año. Una vivienda unifamiliar aislada debe tener un gasto mayor, incluso el doble. Sin embargo, depende de tantos factores que no es nada más que un número lanzado al aire. Existen estadísticas que de tanto en tanto publican los organismos oficiales y que sitúan en límites parecidos el consumo.

Este consumo de 500 € al año lo puedo tener yo en mi piso situado en Vigo. Una ciudad con un clima suave y templado. Rara vez baja la temperatura de 0ºC. Sólamente a 100 km de distancia, en Ourense, Carballiño, Lalín, ese consumo puede obtenerse en un solo mes. Si, la situación de la vivienda incide como factor principal en el consumo. Cuanto más frío haga fuera, más energía hace falta para calefactar.

Lo que no podemos hacer con nuestra casa es moverla de sitio. No podemos ponerla cerca de la playa en verano, y en un pueblo calentito en invierno. Donde está el consumo será el que toque para las características de nuestra vivienda. Es más inteligente utilizar bien lo que tenemos que buscar una energía milagrosa.